vie 12 de julio de 2024

logo autocosmos Vendé tu auto
Autos clásicos

Autos Clásicos de Argentina: Renault 9 y 11

Tanto el sedán como el hatchback del segmento C fueron producidos en Santa Isabel, y te contamos su historia.

Autos Clásicos de Argentina: Renault 9 y 11

Dentro de los tantos modelos que fabricó Renault en Argentina en su planta de Santa Isabel, se destacan los R11 y R9, un hatchback de cinco puertas y un sedán, respectivamente, y te vamos a contar sus respectivas historias tanto en el mundo como en nuestro país.

Renault 9/11: historia

El R9 fue lanzado en Europa en 1981, mientras que el R11 llegó dos años después, siendo el 11 la versión hatchback del 9, aunque en nuestro país fue considerado al revés. A lo largo del mundo, ambos modelos tuvieron diferentes nombres, pero se destacaron porque fueron un intento de Renault para entrar a Estados Unidos, bajo los nombres "Alliance" (9) y "Encore" (11).

Como dato curioso, el Renault 9 fue nombrado “Auto del Año" en Europa en 1982, y se mantuvo en producción en el Viejo Continente hasta 1989.

En Argentina, la producción se inició al revés que en Europa: primero se hizo el R11 a partir de 1984 y luego se sumó el R9 en 1987, cesando su fabricación diez años después, respectivamente. En Argentina, el R11 marcó un hito en la industria con su versión más potente, ya que fue el primer auto turbo fabricado en el país.

En términos de diseño, ambos modelos tenían líneas simples y mayormente rectas, quizás siendo el R11 el más destacado, con una caída del techo prolongada y una enorme luneta acristalada y curva, concluyendo en una especie de spoiler.

Tanto el R11 como el R9 significaron una evolución para la marca, ya que su plataforma luego fue usada para los R19 (sucesor de ambos), Megane I, Scenic I, Clio I y II, Kangoo I, entre otros. Además, el R9 fue el primer modelo desarrollado por la marca en usar un motor transversal, ya que si bien técnicamente el primero en tener el motor así fue el R14, fue desarrollado junto a Peugeot.

Ahora sí, pasemos a las variantes de cada uno.

Renault 11 (1984- 1994)

El Renault 11 se empezó a producir en Córdoba en 1984, y presentaba un diseño muy atractivo, con dos luces delanteras cuadradas en cada lado, una carrocería hatchback/liftback de cinco puertas (en otros países también se ofreció de tres), y sus aspectos más característicos eran las partes bajas en negro y la enorme luneta trasera curva.

En términos de equipamiento, el R11 sobresalía bastante en el segmento, contando en sus variantes más equipadas con:

  • levantavidrios delanteros eléctricos
  • cierre centralizado
  • cuentarrevoluciones
  • alarma de luces prendidas
  • desempañador de luneta
  • limpialuneta
  • reloj digital
  • radio con pasacasette
  • aire acondicionado, entre otros.

En términos de motorizaciones, en principio, el R11 utilizaba un único motor de 1.4 L que entregaba tres cifras diferentes de potencia:

  • 60 CV (versiones TL y GTL)
  • 72 CV (versión TS y TSE)
  • 95 CV (versión Turbo, que luego repasaremos)

La versión TL llevaba una caja manual de cuatro relaciones mientras que la llegada de la GTL en 1985 hizo que se incorporara la caja de quinta.

Casi a fines de la década del 80, se incorporó una nueva versión con un motor de 1.6 L y 75 CV, el mismo que utilizaba el R18 GTS.

Renault 9 (1987 – 1997)

El Renault 9, por su parte, surgió como un sedán del segmento C, y si bien compartían plataforma con el 11, se diferenciaron bastante estéticamente hasta 1990, cuando hubo un restyling que los “unificó”.

El R9 presentaba un grupo óptico rectangular de gran tamaño en vez de los dos cuadrados separados, y la carrocería tricuerpo obviamente hacía que el diseño trasero fuera menos característico y arriesgado, pasando a líneas más simples y rectas.

Algunos reportes de la época indican que en los primeros años del R9 en Argentina la gente siguió optando por el R11, quizás por su diseño rupturista y “deportivo”, mientras que el sedán tenía un planteo más “familiar” y estaba orientado a la practicidad con su gran baúl de 402 litros.

En principio, el R9 se ofreció solo en versiones TS y TSE, con el mismo motor de 1.4 L y 72 CV del R11, pero luego se sumó el 1.6 L de 75 CV para la variante “TXE”.

Renault 9 y 11 – restyling

En 1990, se presentó un rediseño para ambos modelos, que unificaba el diseño frontal por uno más simple, de luces rectangulares y de menor tamaño, y una parrilla cerrada con una boca inferior.

Este rediseño los acercaba un poco a la estética de otros modelos de la época como el Clio I, y la variante más equipada "TXE" incorporaba unas luces adicionales que hacían que la parte frontal se pareciera al R21 fase II.

R9 TXE restyling

Dentro de las novedades del restyling de los R9 y R11, se incorporaba un motor de 1.6 L y 82 CV para toda la gama, y se discontinuaba la versión Turbo del R11.

En principio, las versiones que se ofrecieron de los R9 y R11 fase II fueron las GTL, TS y TXE, pero a partir de 1994 se hicieron solo dos: RL y RN.

En 1994, se discontinuó el R11, con 79.000 unidades producidas en sus 10 años de presencia, y al R9 le tocó tres años después, en 1997, con 140.000 ejemplares fabricados también en una década.

Variantes especiales: R11 Turbo

El R11 Turbo merece un espacio aparte en esta nota, ya que no solo se destacó por ser la variante más “picante” y deportiva del hatchback del Rombo, sino que también fue el primer auto fabricado en Argentina en equipar un turbocompresor de serie.

En términos estéticos, el R11 Turbo se diferenciaba por la parrilla de barras más anchas (con la inscripción del modelo), el paragolpes delantero con rompenieblas amarillos (típicos de la época), calcomanías “Turbo” en las puertas delanteras y llantas de aleación de diseño exclusivo. En el interior, se sumaba un indicador de presión de turbo en el tablero.

En términos técnicos, el R11 Turbo tomaba el 1.4 L de los modelos convencionales y equipaba un turbocompresor Garrett T2, que lo llevaba a 95 CV. Además, para lograr un manejo más deportivo, se retocaron los frenos y la dirección, y la suspensión fue rebajada.

Según pruebas de la época, en términos de prestaciones, el R11 Turbo aceleraba de 0 a 100 km/h en casi 12 segundos y alcanzaba los 175 km/h; nada mal para un hatchback de casi una tonelada y un motor de 95 CV.

En otros países también se ofrecieron versiones Turbo del R9 con tres puertas, e incluso hubo variantes con 115 CV de ambos autos, pero no llegaron a Argentina oficialmente.

Sin dudas, los Renault 9 y 11 son parte de la historia argentina, con casi 220.000 unidades fabricadas entre ambos autos en sus 13 años de presencia en el país, y fueron reemplazados por otros modelos que siguieron su legado: primero el R19 y luego los Megane.

¿Tuviste un R9 o R11? Contá tu experiencia, ¡puede ayudar a otros!

Test Renault Stepway CVT

Juan Ignacio Gaona recomienda