dom 21 de julio de 2024

logo autocosmos Vendé tu auto
Autos ecológicos

La carga inalámbrica podría llegar a los autos eléctricos

Se trata de una tecnología que se viene desarrollando hace años pero no ha podido masificarse.

La carga inalámbrica podría llegar a los autos eléctricos

Uno de los grandes problemas que presenta la electromovilidad a nivel mundial es que no existe una entrada de carga estándar para todos los vehículos, tal como sucedía con los celulares y/o dispositivos electrónicos a principios de los 2000, cuando cada fabricante tenía una ficha diferente (que hasta hace poco seguía pasando) y teníamos que andar con varios cargadores para todos lados, y eso mismo pasa hoy con los autos eléctricos e híbridos.

Actualmente, existen más de 5 tipos de conectores de carga y no siempre están todos disponibles, ya sea en la estación o incluso en el país. Además, si cambiamos de auto, podríamos toparnos con que no es la misma entrada que tenemos en casa y tendríamos que comprar un adaptador, pero quizás se pueda cambiar eso en el futuro cercano.

La carga inalámbrica ha sido uno de los mayores avances para los dispositivos electrónicos, y desde hace una década ya es una realidad, pero hasta ahora se ha aplicado únicamente para aparatos electrónicos, entonces, ¿por qué no llevarla a los autos eléctricos e híbridos?.

La idea de implementar un cargador inalámbrico en los autos está, solo que todavía ninguna marca logró desarrollar uno de uso masivo, y ninguna compañía pudo convencer a algún fabricante de usar este sistema en más de un modelo. A pesar de todo, no hay que perder las esperanzas, ya que hubo un par de intentos de llegar al publico y se siguen ideando más.

Primer sistema de Wireless Charge de BMW

Lanzado en 2018, fue el primer método de carga inalámbrica para vehículos, y se llegó a ofrecer por la marca bávara en su sitio web de manera exclusiva para un modelo de "gama media", el 530e iPerformance PHEV.

El costo de este sistema era de 3.200 euros, que para muchos hubiera valido la pena por el simple hecho de no tener que depender de un cable. El Kit constaba de un "CarPad" que se instalaba en la parte inferior del auto, y una base de carga que se anclaba al piso. El tiempo de carga para la batería del Serie 5 era de unas tres horas, gracias a la potencia de 3,2 kW que entregaba el dispositivo.

La idea era magnifica, el tema es que se pedía por encargo en casi todos los mercados y al parecer el producto no prosperó, ya que a día de hoy no se encuentra disponible en la web de ninguno de los países donde se ofrecía, como Alemania, España, Japon, Reino Unido y China.

Continental también lo implementó

Los primeros prototipos de Continental se presentaron en 2017, al añadirle carga inalámbrica a un Renault ZOE, a través de una placa instalada a la altura de lo que sería el carter en un motor a combustión.

La energía se suministraba mediante una base instalada en el piso, pudiendo realizar recargas de hasta 11 kW, además, poseía un sistema que detectaba si había algo obstruyendo el paso de energía entre el auto y la placa emisora.

Si bien el proyecto continúa en desarrollo, no ha llegado a masificarse debido a que todavía no hay fabricantes 100% comprometidos en su ejecución.

Plugless Power

Una compañía viene desarrollando este tipo de tecnologías desde 2009, lanzando su primer prototipo en 2013, y desembocando en su primer cargador eléctrico, en 2016, llamado “Plugless Power” para modelos específicos como el Nissan Leaf, el Chevrolet Volt, el Tesla Model S, y luego el BMW i3.

El funcionamiento del sistema es el mismo que en los otros dos: una placa que se adosa en la parte baja del vehículo en cuestión, y una plataforma en el piso que es la que suministra la carga.

Actualmente, este sistema se sigue ofreciendo, pero únicamente en Estados Unidos, y los precios rondan los tres mil dólares, con potencias de carga que llegan hasta los 7,2 kW.

Cargadores inalámbricos en la actualidad

Existen muchos proyectos para la carga inalámbrica para autos eléctricos: Tesla está diseñando el suyo, la marca española "Endesa" también, con prototipos desarrollados en conjunto con la Universidad de Zaragoza, y hasta existen compañías japonesas que la están probando mientras el vehículo está detenido en los semáforos de la ciudad de Kashiwa, que resulta una solución muy interesante, aunque la inversión que se debería hacer en las calles sería multimillonaria.

En Argentina, creemos que primero debería expandirse más la electromovilidad como para tener en consideración la utilización de estas nuevas tecnologías, ya que los modelos con este método de propulsión son pocos, aunque quizás se podría implementar para los híbridos enchufables (que tampoco son muchos); por ende, en principio debería haber más oferta y más redes de carga. En el mundo, mientras tanto, la electricidad se fue expandiendo considerablemente en los últimos años, pero ahora la demanda está bajando y los países podrían reformular algunas de sus normas impuestas para los próximos años, por lo tanto, veremos qué se implementa tanto en Europa como en otros mercados donde la electromovilidad pega fuerte.

¿Te parece buena la idea de hacer cargadores inalámbricos para los vehículos? ¿Y las recargas que están desarollando en Japón?

Test Drive Nissan Leaf

Simón Álvarez recomienda