sáb 22 de junio de 2024

logo autocosmos Vendé tu auto
Test drive

Test Drive Nissan Leaf: olvidate de la ansiedad por la batería

Manejé al modelo eléctrico nipón por la ciudad y fuera de ella y este es mi aporte.

fvideo.Title

Normalmente no empiezo notas y pruebas hablando de mi experiencia, pero en términos generales tengo bastante experiencia con autos eléctricos, desde acelerar al Tesla Model S P100D en ese 0 a 100 en solo 2,2 segundos a dar una vuelta con los nuevos Kia EV9, Hyundai Ioniq 5 y BYD Seal.

Hay algo común en todos esos casos, siempre fue en pista o recorridos muy cortos, y hasta acá nunca me había enfrentado a el uso diario y la ansiedad por quedarse sin batería en un auto eléctrico. Nissan me prestó un Leaf y esta es mi experiencia.

Nissan Leaf: un EV que no es galáctico

Hay otra diferencia entre el Leaf y los otros EVs que menejé, el modelo de Nissan es de una tecnología menos avanzada y está apuntado a un público más masivo; así mientras los otros tienen mega baterías, sistemas de carga hiperrápidos y altísima potencia, el modelo de esta prueba es un auto “normal”, pero eléctrico.

Mecánicamente el Nissan Leaf llega el motor adelante (hoy muchos lo colocan en el eje trasero) y técnicamente aporta:

  • 147 CV y 320 Nm
  • Batería de litio de 40 kW
  • Autonomía (oficial) 270 km
  • Suspensión trasera semi independiente con barra de torsión

Como ves, es bastante convencional, incluyendo potencia suspensiones, planteo como hatchback C, pero con toques de diseño modernoso, torque de un 3.0L aspirado, y ausencia de caja de cambios. ¿Qué tal usarlo? Ahí vamos.

Nissan Leaf: día a día

Subite al Leaf y es bastante convencional, con algún toque especial como la selectora de marcha, pero que no va mucho más lejos de un Versa en tablero, pantalla, botones, perillas y materiales, incluyendo cuero o cuerina en tablero.

Apretás el botón de arranque y se encienden las pantallas, pero el motor no hace nada. Ponés D pisás acelerador y nada cambia, el Leaf se mueve como cualquier auto de combustión salvo por dos temas: hay un ligero zumbido en lugar del clásico sonido de escape, y no hay resbalado de convertidor o salto de cambios porque la transmisión es fija.

El Leaf tiene un modo ECO, apretá el botón para sacarlo y en el cluster vas a ver unos kilómetros menos de autonomía, pero sobre todo la respuesta al acelerador va a ser inmediata y brillante. También tenés el modo B que usa el motor para frenar y generar más batería, y que es muy práctico en el uso diario.

¿Qué tal el e-Pedal?

Estoy hablando del sistema que se activa con una tecla y que cuándo levantás el pie del acelerador desacelera muy fuerte llevando el auto hasta 0 km/h, haciendo que no necesites usar el pedal de freno en el tránsito.

En la práctica es raro, mi costumbre para ahorrar combustible es soltar el acelerador con tiempo y dejar que el auto navegue, pero acá te quedás parado casi al instante, lejos del semáforo o del auto que frenó adelante tuyo. Lo podés regular levantando de a poco el acelerador, si te acostumbrás, es genial, sino, yo recomiendo el modo Brake.

Seguimos manejando el Leaf

El andar es normal, no se siente pesado o blando, o distinto, solo algo secote porque las ruedas 215/50 tienen perfil tan bajo que incluso las llantas de 17” parecen más grandes. Tanto el tacto de freno como de dirección es el correcto, ni muy pesado, ni muy ligero, todo preciso y modulable.

Una gran diferencia del Nissan Leaf es el retrovisor que puede ser normal o por cámara, pudiendo pasar de uno al otro con la clásica manijita para el antirreflejo manual. Usando una cámara montada debajo del spoiler, la vista es panorámica, pero en mi caso, cada vez que levantaba la vista primero veía el reflejo y luego lograba enfocar en la pantlalla, al igual que el e-Pedal, creo que es tencnología muy útil, pero necesita un período de aclimatación.

¿Y cuánto aguanta la batería?

Antes que nada, soy ansioso y además, donde estaciono no hay enchufe como para usar el cargador portátil que viene con el auto y aprovechar las horas de reposo para recuperar autonomía.

Usar un auto eléctrico es algo así como estar en un bar sin enchufes usando la PC y el celu a full, sabiendo que no llegás a la tarde, pero acá hay una diferencia, con modo ECO, Brake y sin pistear le saqué 260 km a esa batería. ¿Para cuánto alcanza?  Abajo hago cuentas.

Poné en un GPS cualquier destino dentro de CABA o uniendo provincia y la ciudad, y tenés corriente para ir y venir un par de veces. ¿Más lejos? Centro de Pilar a la rotonda de Llavallol (Bridgestone) son 81 km, te sobra para ir y venir.

Obvio, no vas a llegar a Mar del Plata de un tirón, pero tampoco es el objetivo de este auto, y además la red de recarga va creciendo y es cada vez más factible sin inmensas demoras.

¿Cómo y cuánto toma recargar al Leaf?

  • Con el enchufe de 220v ( sistema de 2,3 kW) demora hasta 20 horas
  • Con un WallBox de 6,6 kW, hasta 8 horas
  • En estación rápida de 50 kW pasás de 0 a 80% en 40 minutos

Como te dije, el préstamo duró poco y no recargué el Leaf, así que no comprobé los sistemas, solo te puedo contar que cuándo lo enchufás:

  • pasa una traba para que no te saquen el enchufe
  • arranca la carga solo si está apagado
  • te marca estado de carga con tres luces grandes en el tablero
    que se ven desde afuera

Completemos la experiencia del Leaf

Como te decía antes, desde afuera es un hatchback C con un diseño normal de Nissan y algunos toques especiales como todo el plafón negro atrás que envuelve pilares, luces y alerón.

Adelante sigue los pasos de un Versa o Sentra con el hocico hacia abajo, la gran diferencia es que en lugar de parrilla hay un carenado negro. Lo más vistoso son las llantas, más que nada por ese diseño art decó con uñas brillantes.

Adentro no es lujoso, los materiales son simples y lo que más se destacan son las bucatas anchas en cuero con microfibra celeste. Atrás no hay muchas amenidades, pero si calefacción para el banco.

El equipamiento completo del Leaf con el precio podés verlo en el Catálogo de Autocosmos, acá te destaco la calefacción de asientos, y el retrovisor/cámara, la pantalla no tiene GPS, y tanto Android Auto como Carplay son por cable. Dato curioso, adelante solo vi un USB y no hay carga inalámbrica de telefono.

Atrás el espacio es bueno, el piso no es plano y el baúl es grande y profundo, dejando colgada del lado externo una galletita de repuesto.

Conclusiones Nissan Leaf

Ya es una costumbre que digamos en las notas “A calmar la ansiedad” solo que ahí nos referimos a la llegada de modelos a Argentina. En este caso, tiene que ver con la batería del Leaf.

¿Querés ir de CABA a la costa o a Rosario? Compraste el auto equivocado o tenés que tener un poco de paciencia. ¿Querés moverte tranquilo por la ciudad, incluso cruzar conurbano de Norte a Sur, ida y vuelta? Podés hacerlo sin angustia con extra de carga.

¿Cuántas veces al año hacés más de 100 km de un solo tirón?

Hernando Calaza recomienda