mié 29 de mayo de 2024

logo autocosmos Vendé tu auto
Industria

Estos son los colores que mejor conservan el valor de un auto

Un estudio reveló que los colores más inusuales son los que menos bajan de precio con el pasar de los años.

Estos son los colores que mejor conservan el valor de un auto

El color de un auto no es solo un factor subjetivo en el que decidimos cuan bien se va a ver por fuera, en muchas ocasiones, puede ser un factor muy relevante a la hora de buscar una reventa a buen precio.

Acorde al sitio estadounidense iSeeCars en un estudio que realizó con autos de tres años de uso, encontraron que los colores que más ayudan a que el auto retenga su valor son:

  • El amarillo, perdiendo sólo un 13,5% de su valor,
  • El beige, que se deprecia en un 17,8%
  • El naranja, perdiéndo un 18,4%.

 Los autos de color dorado son los que más se deprecian, con un alarmante 25,9%.

Si prestás atención en las calles, te vas a dar cuneta de que el parque automotor es monocromático, con los blanco, plata, gris y negro como colores más populares. Estos colores tienden a perder entre 21.9 y 23 % de su precio, colocándolos del lado malo de la escala.

Al menos en los mercados donde se realizó este estudio, que los colores más populares no ayuden a retener el valor se basa en su cantidad; al haber tantos autos con la misma tonalidad, se vuelven tan comunes que no hay razón por la cual pagar más por un color normal.

El método que utilizó "iSeeCars" fue analizar los costos de 1,6 millones de autos usados, modelo 2020, y luego de ajustar sus valores a la inflación, analizarlos cruzando color y tipo de carrocería. Con esto en mente, el color marrón fue el que menos precio perdió en los sedanes, el amarillo en los SUV, el beige, naranja y verde en los todoterreno, y el verde en los MPV.

De más está decir que el estudio fue realizado en Estados Unidos, y que el resultado puede variar según cada mercado y la oferta de colores de las marcas. En Argentina, son pocas las automotrices que se animan a los colores llamativos y fuera de lo cotidiano, por lo tanto, las unidades de esos colores son más raras y codiciadas, aunque lo más probable es que sin no los ofrecen es porque la gente no los quiere tanto.

Un análisis del estudio reveló que los colores más raros son solicitados por menor cantidad de gente que los otros, pero que esa gente que demanda es más que la oferta, y por eso se mantiene mejor su precio con el pasar de los años.  

¿Te comprarías un auto con un color fuera de lo común? ¿O te quedás con el gris, blanco o negro?

Test Drive FIAT Cronos 1.3 CVT

Mauricio Juárez recomienda