sáb 22 de junio de 2024

logo autocosmos Vendé tu auto
Test drive

Test Drive VW Polo Track: el mejor sucesor del Gol

Te cuento por qué para mí la nueva entrada de gama de VW es mejor que varios hatchbacks y pseudo SUV A.

Test Drive VW Polo Track: el mejor sucesor del Gol

Terminada la larga vida del Gol y del Gol Trend (y del up!), a Volkswagen le quedó un espacio vacío en la entrada de gama. La alternativa es el Polo que también es un hatchback B, pero al ser más moderno y más equipado, salía de la franja de precio necesaria.

VW hizo lo más lógico, despojó todo lo posible al Polo y le dio un look diferenciado, pero sin caer en la tentación del “aventurismo” con elementos en plástico negro, y el resultado es el Polo Track.

Para algunos, como yo, el nombre no deja de remitir a una cadena de pollos al espiedo con papas rejilla, pero lo cierto es que, para mí, VW tomó una genial decisión y en esta prueba te cuento las razones.

VW Polo Track: estética diferenciada

En este caso simplificar no es sinónimo de colocar plásticos sin pintar y decir que el modelo es aventurero, acá el negro se usó para llantas y tazas, retrovisores, manijas de puertas, interior de luces y pilar B. El resultado, junto con el formato del paragolpes, es ligeramente deportivo.

Elementos de abaratamiento están presentes en los faros convencionales, ausencia de rompenieblas, y la leyenda Track del portón trasero por calcomanía, pero este Polo no te hace sentir como que compraste un auto pelado.

Volkswagen Polo Track: interior simplificado

La unidad de pruebas no tenía regulación de volante, ni pantalla táctil, pero la versión 2024 ya incluye ambos. Más allá de eso, los dos faltantes de equipamiento más grandes son las ventanillas traseras y los retrovisores eléctricos.

Acá empieza lo bueno. Todo decorado es reemplazado por el negro opaco, pero el tablero es el mismo del Polo que conocemos, es decir, ultra sólido y perfectamente encastrado, algo que suele escasear en los modelos populares. Incluso se conserva la llave tipo navaja de buena calidad.

Remata el apartado de seguridad donde el Track cuenta con todo lo que pide nuestra Ley (dos airbags, todos los apoyacabezas y cinturones de tres puntos, ISOFIX) y suma airbags laterales. Las pruebas de LatinNCAP demuestran además, que la estructura es buena, otro punto que suele escasear en los productos chicos ofrecidos en la región.

Respecto del saliente Gol mejora el espacio en las plazas traseras, que es realmente bueno para un hatchback B, lo mismo pasa con la capacidad del baúl. Solo puedo criticar que el auxilio es de uso temporal pero por tan poco que da lástima.

VW Polo Track: comportamiento dinámico

Al Polo le reclamé que su motor carecía de empuje, ahora que el Track sigue con el mismo 1.6L 16V MSi de 110 CV y 155 Nm no me voy a quejar. ¿Las razones? El Polo a secas llegó como modelo de primera línea y el empuje no coincidía con su posicionamiento y precio, este es un entrada a la gama de la marca.

Siempre que manejé al Polo y a sus hermanos Virtus y T-Cross fue con la transmisión automática de sexta, acá hay una manual de 5º. A 120 km/h reales (125 de velocímetro) el Track viaja a 3.500 rpm, todos preferiríamos una 6º, pero la cabina está bien aislada de la mecánica. ¿Lo mejor? El tacto de la selectora, un placer para cualquiera que disfrute pasando cambios.

Recuperaciones 80-120 Polo Track

  • En 5º: 14,6 segundos
  • En 4º: 11,3 segundos
  • En 3º: 8,5 segundos

Consumos VW Polo Track

  • Urbano: 9,5 L/100 km
  • A 120 km/h: 6,5 L/100 km
  • Tanque de combustible: 52L

Algo que me gusta es que el Polo sigue siendo un auto, es decir se maneja un poco más abajo que tanto pseudo SUV (¿pSUV?), a eso súmale que las butacas son cómodas, con asiento largo y regulación en altura, y no necesitás ni sensores ni cámara para estacionarlo.

Respecto del calibrado es algo más confortable que el clásico VW, tanto en suspensiones como en dirección, pero sigue siendo ágil en sus respuestas y sin asperezas, todo unido a la sólida estructura de la plataforma MQB A0. Nuevamente, acá hay un nivel refinamiento que no se suele sentir en un entry level.

Resumen de las razones por las que el Polo Track es buena noticia

En lugar de ofrecer decorados, lucecitas y otras atracciones, Volkswagen decidió ir por lo simple con el Polo Track, pero sin perder sus atributos, buena plataforma, buena seguridad y buena insonorización, además de buena terminación y solidez del interior.

Yo prefiero una propuesta como esta ¿Vos? Dejá tu opinión en los comentarios.

Test Drive VW Polo Track

Hernando Calaza recomienda