vie 12 de abril de 2024

logo autocosmos Vendé tu auto
Novedades

Lotus Type 66: espíritu del Can Am en Monterey 2023

La marca británica lanzará una edición súper limitada de un modelo de competición de los años 70 que nunca llegó a correr

Lotus Type 66: espíritu del Can Am en Monterey 2023

Hubo una época, diría que durante toda la década de los años 60, en que Lotus se convirtió en la escudería a batir en la Fórmula 1. Era la época en que Sir Colin Chapman inventaba el chasis monocasco y aplicaba  a sus autos innovadores elementos aerodinámicoscomo los alerones, y de paso comenzaba los primeros estudios del efecto suelo y otras tecnologías que han marcado a la F1 por décadas. 

Desde 1961, cuando Jim Clark marcó la primera vuelta rápida, hasta fines de 1970, cuando Jochen Rindt se proclamó campeón del mundo a bordo del Lotus 72, la firma británica conquistó cinco campeonatos de escudería y cuatro de pilotos, con dos de Clark, uno de Graham Hill y el mencionado de Rindt.

Jim Clark en el Lotus 25.

En aquella época Colin Champman puso los ojos en la serie Can-Am (Canadian-American Challenge Cup), nacida en 1966 y con un muy alto perfil en el mercado automotor más importante del mundo. Por lo mismo, hacia fines de los 60s encargó a Geoff Ferris, diseñador en jefe de Lotus, que trabajara el proyecto Type 66, un auto con especificaciones de Can-Am pero con toda la tecnología que Lotus usaba en la F1.

Así se gestó el diseño de este auto que nunca nació, ni llegó a competir en la Can-Am de 1970. Ahora, el Lotus Type 66 verá la luz 53 años después de su creación, aunque será una edición súper limitada de sólo 10 unidades, que promete un rendimiento comparable al de un GT3 moderno.

El nuevo Lotus Type 66 tiene su estreno oficial en el circuito de Laguna Seca y en el marco de la Rolex Motorsport Reunion, uno de los tantos eventos de la Semana del Automóvil de Monterey, en la costa californiana. Será un proyecto único que podría incorporarse en la denominación "Continuation" que están aplicando las marcas británicas para revivir ciertos modelos de carrera de gran pedigrí, aunque con la excepción de que el Type 66 nunca corrió.

Lotus indica que se decidió por construir sólo 10 unidades, ya que de haber competido en la serie de Can-Am de 1970, el Type 66 hubiera disputado 10 carreras. Está claro que es un número que permite pedir "más de un millón de libras esterlinas" por cada unidad, que si bien no se ha confirmado, especulamos que ya están vendidas de antemano.

Lotus Type 66: especificaciones

El deportivo de estilo retro hizo su debut público con una pintura inspirada en el legado de Lotus, con colores de Gold Leaf: rojo, blanco y dorado con los que corrió la marca a principios de los años 70, cuando ganó 5 títulos de Fórmula 1 con el Lotus 72. Todo eso era antes de la era del negro y dorado de John Player Special.

“El Type 66 combina a la perfección el pasado y el presente. Lleva a los conductores atrás en el tiempo, al diseño icónico, el sonido y el teatro puro del automovilismo hace más de 50 años, con un rendimiento y una seguridad adicionales del siglo XXI. Este es un proyecto verdaderamente único y en el año de nuestro 75 aniversario, es el regalo perfecto de Lotus para los fans de todo el mundo y para un puñado de clientes”, indica Simon Lane, director ejecutivo de Lotus Advanced Performance.

El programa Type 66 fue gestionado por Clive Chapman, director gerente del Classic Team Lotus e hijo de Colin Chapman, quien aportó los documentos originales del auto al equipo de diseño de Lotus.

Aquel modelo estaba diseñado sobre el chasis del Lotus 7 que se desarrolló durante la misma época, y recibió añadidos como radiadores de montaje lateral que ayudaban a reducir la resistencia, a aumentar la carga aerodinámica delantera y a canalizar el flujo de aire a través y sobre el automóvil. La zaga incorpora una sección de cola que se asemejaba a la de los autos de Le Mans de la época, y que aumentaban su carga aerodinámica ayudando a la estabilidad a alta velocidad.

Para rediseñar el modelo, se digitalizarón los dibujos a escala 1/4 y 1/10 suministrados por Clive Chapman y crearon representaciones en 3D, para luego aplicar elementos modernos que permitan cumplir con los estándares de seguridad, y esto incluye una celda de seguridad, transmisión secuencial y sistema antibloqueo, todo ello dentro de una carrocería de fibra de carbono.

Todos los alerones fueron rediseñados para mejorar los flujos de aire y ganar más carga aerodinámica que el peso total del vehículo a máxima velocidad, que se traduce en 800 kilos a 241 km/h. La marca agrega que a través de simuladores, se ha podido probar el rendimiento del vehículo en pistas de todo el mundo, como Laguna Seca, Silverstone, Fuji y Spa, y el Type 66 iguala el rendimiento dinámico y los tiempos por vuelta de un auto de carreras GT3 moderno. 

El motor elegido por Lotus es un V8 "representativo de la época" que va montado en posición central, gestionado para ofrecer 830 CV a 8.800 rpm y un torque de 746 Nm a 7.400 rpm. 

El chasis también es representativo de la época, con secciones de aluminio extruido, uniones pegadas y paneles de nido de abeja de aluminio. Las nuevas tecnologías se presentan a través de una dirección asistida eléctrcia, una caja de cambios secuencial, un sistema de frenos ABS de competición, un embrague multidisco antibloqueo y una barra antivuelco.

Así, Lotus regresar de lleno a sus raíces competitivas, mientras comienza a ganar dinero con sus primeros modelos de nueva generación, como el Eletre y el Emira.

Marcelo Palomino recomienda