mar 27 de febrero de 2024

logo autocosmos Vendé tu auto

Ganate el alquiler gratis de un Toyota a elección

Participá
Novedades

Nürburgring: los accidentes más graves del "infierno verde"

En sus casi 100 años de historia, la compleja pista alemana ha visto accidentes terribles, aquí te presentamos algunos de los más relevantes

Nürburgring: los accidentes  más graves del "infierno verde"

En 1925, las carreras de autos ya eran muy populares en Alemania, y en general en todo Europa, por lo que los aficionados y organizadores comenzaron a buscar sitios específicos para competir, fuera de la vía pública, así nació el proyecto "del" Nürburgring.

Esta enorme pista comenzó a construirse ese mismo año, con un diseño del despacho alemán Eichler Architekturbüro, en las montañas Eifel, en Nuerburgo, lo que le dio una topografía muy especial, llena de subidas, bajadas, rápidas rectas y una extenuante vuelta de 187 curvas en 28.265 kilómetros de recorrido.

Con el paso de los años, ganó el apodo de "Infierno Verde", sobrenombre que le puso Jackie Stewart tras ganar el GP de Alemania 1968 de la Fórmula 1, por lo complejo y exigente que es este trazado metido en el bosque.

A través de estos años, 80 personas han fallecido en esta pista en sesiones oficiales, además de muchas otras en accidentes durante los días que está abierto al público. El más reciente de ellos ocurrió hace dos días durante un test de neumáticos Goodyear para Porsche. Es por ello que aquí repasamos algunos de los percances más importantes que han sucedido en esta legendaria pista.

15 de julio de 1928, Čeněk Junek

A poco más de un año de que se inauguró esta pista, el piloto checo se convirtió en el primero que perdió la vida en el Nürgurgring, cuando en la vuelta 5 del Gran Premio Alemán de Sports Car, perdió el control de su Bugatti Type 35 en la cerrada curva Mühle (ahora conocida como Breidscheid).

El reporte afirma que Junek salió caminando del incidente, al parecer sin heridas, pero unos pocos metros más adelante se desplomó a causa de una lesión fatal en el cerebro.

Junek era banquero y asesor financiero, su afición a las carreras lo llevaron a convertirse en un gentleman driver, compitiendo con su propio equipo y recursos.

20 de agosto de 1950, Günther Schlüter

En el marco del primer Gran Premio alemán de la Fórmula 1, este piloto local perdió la vida durante una de las competencias preestelares, la Fórmula 3 alemana, cuando en el tercer giro de la competencia estrelló su Scampolo 501 – DKW contra el Monopoletta - BMW del estadunidesne George William Lucas en la zona Pflanzgarten. Ambos autos salieron volando y se incendiaron.

El golpe hizo que una de sus costillas perforara el pulmón, lo que le hizo perder la vida en la ambulancia. Schlüter era un piloto prometedor, que ya había sumado varias victorias en las categorías inferiores.

20 de agosto de 1958, Peter Collins

El primer piloto de Fórmula 1 que falleció en el Infierno Verde fue este británico, una de las grandes estrellas del automovilismo de la época, que ya sumaba tres victorias en la F1, nueve podios y fue tercer lugar del Campeonato de Pilotos en 1956 con Ferrari, además de dos veces segundo lugar de las 24 horas de Le Mans, ganador de las 12 Horas de Sebring 1958 y segundo lugar en la Mille Miglia 1956.

Collin estaba teniendo una temporada complicada con Ferrari, aún así llegó al GP de Alemania 1958 como el ganados más reciente de la F1, luego de haberse impuesto frente a su afición en el Gran Premio Británico.

Ese 20 de agosto, Collins estaba tratando de superar al Vanwall de Tony Brooks, cuando entró muy rápido en la zona Pflanzgarten, lo que hizo que se siguiera de frente en una curva, pegara en una cuneta y saliera volando con su auto. El británico salió despedido de su Ferrari 246 para estrellarse contra un árbol, sufriendo graves daños cerebrales, que unas horas más tarde lo condujeron a la muerte en un hospital en Bonn.

1 de agosto de 1976, Niki Lauda

El campeón reinante de la Fórmula 1 llegó al Nürburgring como líder del campeonato y gran dominador de la Máxima Categoría, sumando cinco triunfos en nueve Grandes Premios y otros tres podios. Lauda calificó en el segundo lugar para la carrera, a menos de un segundo del poleman James Hunt.

Por problemas en la carrera preestelar, el inicio del GP tuvo que retrasarse poco más de media hora, lo que provocó que la lluvia apareciera antes del inicio de la carrera y tuvieran que arrancar con neumáticos de lluvia, mismos que Lauda cambió por slicks en la primera vuelta, tratando de recuperarse de una mala arrancada que lo relegó.

Corriendo a toda velocidad, justo antes de la curva Bergwerk, Lauda perdió el control de su Ferrari 312T2, que golpeó la barrera de contención del lado derecho, provocando que el monoplaza se incendiara con la violencia del impacto. El Ferrari rebotó y quedó cruzado en la pista, donde fue impactado por los autos de  Brett Lunger y Harald Ertl, ambos pilotos, junto a Arturo Merzario se apuraron para sacar al austriaco del auto en llamas.

Tras el accidente fue levado al hospital Bundeswehr para ser estabilizado y luego lo volaron a Ludwigshafen para ser atendido en el mejor centro médico para víctimas de quemaduras, donde luchó por su vida y realizó una sorpresiva recuperación para volver a correr un Gran Premio de Fórmula 1, 41 días más tarde. Al final del año terminó en el segundo lugar del Campeonato de Pilotos.

28 de agosto de 2015, Andy Gehrmann

En la primera fecha del Campeonato Alemán de Resistencia VLN Nürburgring, la tragedia llegó a las tribunas cuando el Nissan GT-R Nismo GT-3, con el británico Jann Mardenborough al volante, perdió sustentó y se elevó por los aires, golpeando la malla de protección y rebotando hacia la grada, lo que provocó la muerte del aficionado neerlandés, en la clínica de la pista, por las heridas sufridas.

Este fue el primer fallecimiento de un espectador registrado en esta pista.

9 de agosto de 2023, Christian Franck

Tras más de ocho años sin fatalidades, el Nordschleife volvió a cobrar una vida, en realidad fueron dos, la del piloto luxemburgués, Christian Franck, y la de un ingeniero de desarrollo de Goodyear (del que no se ha revelado el nombre), quienes estaban realizando un test de neumáticos para Porsche.

Según los reportes, Franck y su acompañante estaban transitando la zona de curvas rápidas Tiergarten, cuando perdió el control del 911 Carrera en el que viajaban. El auto dio vueltas de campana y los ocupantes salieron disparados del vehículo.

¿Crees que los circuitos deberían de ser seguros como en la actualidad o el peligro es parte fundamental del automovilismo?

Marco Robles recomienda

Contanos que opinas