dom 25 de febrero de 2024

logo autocosmos Vendé tu auto

Ganate el alquiler gratis de un Toyota a elección

Participá
Novedades

Mercedes-Benz GLC se vuelve deportivo con sus variantes AMG

Son dos las versiones del SUV mediano producidas en Affalterbach, ambas ecológicas y más potentes.

Mercedes-Benz GLC se vuelve deportivo con sus variantes AMG

En 2022 se lanzó al mercado la segunda generación del Mercedes-Benz GLC, SUV mediano que llegó a Argentina en mayo pasado. Además de cambiar sus dimensiones, el modelo presentó un diseño renovado, una mayor carga en materia de tecnología y, por supuesto, nuevos sistemas motrices ecológicos.

Con las mismas novedades, ahora se lanzan las versiones AMG del GLC, desarrolladas en Affalterbach para superar lo presentado por todos los modelos deportivos premium de la silueta de moda. Llega en variantes GLC 43 4MATIC y GLC 63 S E Performance, ambas con la silueta SUV (deberemos seguir esperando para conocer al nuevo GLC Coupé).

Nuevos Mercedes-Benz GLC AMG: Exterior

GLC 43 AMG.

Para empezar, hay que decir que las dimensiones de las variantes AMG del GLC son casi idénticas a las de la versión base:

  • 4.716 mm de largo
  • 1.890 mm de ancho
  • 1.638 mm de alto
  • 2.888 mm dedistancia entre ejes

A nivel estético, ambas versiones AMG presentan la parrilla Panamericana, tradicional de la familia deportiva. Cuenta con barras verticales, el logo de la marca más grande y, en los costados, llega a vincularse con las ópticas LED. Abajo, el paragolpe presenta grandes entradas de aire, y nuevos elementos aerodinámicos, como un splitter y canalizadores.

En cuanto a la parte trasera, el difusor es gran protagonista, pero también se dejan ver unas nuevas salidas de escape (más grandes), que son circulares en el GLC 43 y trapezoidales en el GLC 63. 

Nuevos Mercedes-Benz GLC AMG: Interior

GLC 63 S E Performance.

Puertas adentro, los GLC AMG mantienen el diseño de la variante base, que se inspira en los nuevos Clase S y C, con un panel enfocado hacia quien maneja. Se mantienen las pantallas de 12,3" para el cuadro de instrumentos y de 11,9" para el sistema multimedia MBUX, dispuesto en posición vertical.

En estas versiones, se suman los asientos AMG de cuero sintético Artico y microfibra, y, como opcional, Mercedes propone los asientos AMG Performance, más deportivos y el tapizado en cuero Nappa. También es nuevo el volante AMG, de cuero Nappa en el 43 y de Nappa con microfibra en el 63.

Las versiones también cuentan con novedades en la pedalera, alfombras y calcomanías, además del modo AMG Track Pace (un sistema de gestión de datos para uso en la pista, con más de 80 datos específicos del vehículo) y un nuevo modo de visualización de la información llamado Supersport.

Nuevos Mercedes-Benz GLC AMG: Motores

 

La nueva versíon GLC 43 4MATIC utiliza como base el motor cuatro cilindros 2.0L naftero que conocemos desde hace rato y potenciado con un turbo, entregando en total 421 CV y 500 Nm de torque (a las 5.000 rpm). Trabaja junto a un sistema híbrido ligero de 48 voltios (alternador/motor de arranque), que puede aportar 14 CV en determinados momentos.

La gestión del motor se realiza a través de una transmisión automática multiembrague AMG Speedshift MCT 9G, y cuenta con el sistema de tracción total permanente AMG Performance 4MATIC. Otros detalles mecánicos son el eje trasero direccional y la suspensión AMG Ride Control, con amortiguadores adaptativos. La marca indica que, con este motor, el GLC 43 acelera de 0 a 100 km/h en 4s8, y puede alcanzar una velocidad máxima limitada de 250 km/h.

Por su parte, el GLC 63 S E Performance es un híbrido enchufable que combina el mismo motor 2.0 desarrollado por AMG y potenciado por el mismo turbo mencionado, pero más grande, y que con 476 CV y 545 Nm es el motor de cuatro cilindros de producción más poderoso del mundo. A este poderoso tren motriz se suma un impulsor eléctrico de 150 kW o 204 CV, que alimenta el eje trasero, ofreciendo capacidad de tracción total y la opción de un manejo 100% eléctrico por 12 kilómetros.

En total, el sistema del GLC 63 S E Performance ofrece una potencia combinada de 500 kW o 680 CV, y un tremendo torque máximo de 1.020 Nm, suficiente para acelerar de 0 a 100 km/h en 3s5, y alcanzar una velocidad máxima de 275 km/h

El motor eléctrico va asociado a una transmisión de dos relaciones, y se alimenta de una batería desarrollada en la Fórmula 1 de 6,1 kWh y 400 voltios de capacidad. La marca indica que esta está optimizada para una entrega de potencia rápida, por lo que no se buscó la máxima autonomía eléctrica. 

Al igual que el GLC 43, la versión 63 S E Performance cuenta con tracción total permanente AMG Performance 4MATIC+, dirección en el eje trasero, un sistema de barras estabilizadoras activas (evita balanceos de la carrocería), y los programas de manejo AMG DYNAMIC SELECT, que son cinco para el GLC 43 y ocho para el GLC 63 S.

A modo de estreno, Mercedes-AMG lanzará una Edición 1 del GLC 63 S E Perfermance, que tendrá colores exteriores exclusivos (gris grafito magno o plata magno), con llantas forjadas AMG de 21'' con un diseño particular y pintadas de negro mate, que contrastan con pinzas de freno amarillas. En este caso, todos los elementos aerodinámicos fueron pintados en negro de alto brillo, mientras que en el interior el negro y amarillo son protagonistas en asientos y tapizados.

Ahora te toca a vos: ¿Qué te parecen las versiones AMG del GLC? ¿Te gustaría que vengan a Argentina? Compartí tu punto de vista en los comentarios, siempre con respeto y sin agredir.

Marcelo Palomino recomienda

Contanos que opinas