mar. 28 de junio de 2022

logo autocosmos Vendé tu auto
Tecnología

Mercedes-AMG SL 43 se presenta con desarrollos motrices derivados de la F1

La variante del SL innova con una mecánica que busca eliminar el tan odioso lag.

Mercedes-AMG SL 43 se presenta con desarrollos motrices derivados de la F1

El Mercedes-AMG SL 43 pasa a ser el modelo de entrada de la recientemente estrenada nueva generación del conocido convertible de Mercedes-Benz. Con este deportivo, la gama cuenta con tres versiones, ya que se suma a los SL 55 4Matic+ y SL 63 4Matic+. Igual, hay que tener en cuenta un detalle: mientras que estos últimos dos vienen impulsados por un motor V8 de 4.0L, el SL 43 AMG está equipado con un impulsor de 2.0L y cuatro cilindros, o sea la mitad. ¿Un SL preparado por AMG con apenas cuatro cilindros? Sí, y tan extraño suena que es la primera vez que un SL es impulsado por un motor de cuatro cilindros desde el 190 SL de 1955.

Muchos dirán que solo las gaseosas vienen en dos litros, pero la realidad es que AMG se preocupó de que el SL 43 AMG tuviera un rendimiento acorde, aun siendo el modelo de entrada. Y para eso nos brindó algunas sorpresas, ya que al modelo se le incorporó un truco que la marca viene usando hace un tiempo en la Fórmula 1: un sistema turbo con un motor eléctrico. Específciamente, si hablamos de su funcionamiento podríamos decir que es un turbo "hibrido" .

Mercedes-AMG SL 43: Probado por Hamilton y llevado a la calle

Como ya te contamos, el Mercedes-AMG SL 43 utiliza un motor turbo de dos litros, que eroga 381 CV y 480 Nm de torque, y que trabaja junto a una caja AMG Speedshift MCT 9G (automática de doble embrague húmedo y nueve cambios). O sea, es el famoso motor que impulsa al A45 AMG (M139) y a tantos otros, desde el Clase S hasta el Lotus Emira (si, ese Lotus). 

¿Cuándo entra el motor eléctrico? Como se sabe, el turbo funciona accionado por los gases de escape, lo que significa que se necesita presión para que funcione. Si no hay suficiente aceleración, el turbo demorará más en entrar en funcionamiento, efecto que conocemos como retardo o "lag", algo que trató de solucionar con millones de tecnologías, pero que sigue estando presente. Entre más potente es el turbo, habrá más lag antes de la diversión.

Con el impulsor a batería, Mercedes pretende que el turbo entre en funcionamiento antes, sin necesidad de contar con toda la carga de aceleración. Entonces, el turbo entra en funcionamiento de una manera más eficiente, lo que otorga muchos beneficios, como por ejemplo más torque a bajas velocidades, una curva de potencia más plana y enérgica, y por supuesto menos desgaste y mayor eficiencia a la hora de obtener una respuesta deportiva. 

El motor eléctrico (de apenas cuatro centímetros de grosor) se ubica justo entre las dos turbinas, la que recibe el aire y la que comprime. Se alimenta por el circuito eléctrico de 48v del auto (casi todos los Mercedes son microhíbridos de 48v hoy en día) y funciona hasta 170.000 RPM.

Ahora te toca a vos: ¿Qué opinás del Mercedes-AMG SL 43? ¿Te lo comprarías? Comaprtí tu punto de vista en los comentarios, siempre con respeto.

Jorge Beher recomienda

Contanos que opinas