dom. 26 de septiembre de 2021

logo autocosmos Vendé tu auto

Nueva

Renault Alaskan

Hecha para los que hacen

Conseguila

Voucher por $400.000

Industria

Brasil y Uruguay quieren reducir el Arancel Externo Común del Mercosur

Una propuesta que tiene rechazo hasta de los mismos industriales brasileños.

Brasil y Uruguay quieren reducir el Arancel Externo Común del Mercosur

El Mercosur está viviendo épocas turbulentas. Al inevitable efecto que produce la pandemia en las economías regionales se le suma una puja ideológica entre los distintos representantes, que tienen visiones muy diferentes sobre lo que es mejor para sus pueblos. Ejemplo de esto es el caso del Brasil de Bolsonaro, que pidió una baja en el arancel para los productos importados extra zona y la posibilidad de que cada país realice acuerdos de manera individual, lo que contradice el espíritu del Mercosur, ideado para funcionar como un bloque potente que integre y resguarde los intereses de sus países participantes.

Sumado al pedido de Bolsonaro está Lacalle Pou, presidente de Uruguay de similar afinidad ideológica. Del otro lado uno de los actores de mayor peso es Argentina, que se opone a estas propuestas en pos de cuidar las industrias regionales, pero que está dispuesta a llegar a un acuerdo de reducción segmentada de los aranceles. Ejemplo de esto es que la delegación argentina propuso la reducción del 2% al 0% del AEC en todos los productos que sean insumos, con el fin de favorecer a las industrias.

¿Cuál es la discordia?

La posición de Brasil y Uruguay

Según la agencia Télam, en la última reunión técnica no se llegó a ningún acuerdo, ya que Brasil y Uruguay ratificaron su interés en reducir de inmediato un 10% los aranceles a todas las posiciones arancelarias, y otro 10% en enero próximo, sin restricciones de sectores.

La posición Argentina

Por otro lado, Argentina acepta una baja de arancel del 10% pero sólo en el 75% de los productos, porque el 25% restante (sector automotriz, juguetes, textiles y lácteos) son considerados sensibles y no se puede permitir una apertura indiscriminada porque afecta la producción, la competitividad y los puestos de trabajo.

A la postura de Argentina se suma la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores de Brasil (ANFAVEA) que advierte que reducir el arancel del 35% en este contexto haría que las importaciones superen por mucho a las exportaciones, y que puntualmente esta reducción en el TEC es una amenaza para la industria de Brasil, que ya ha visto cómo durante los últimos años cerraron sus fábricas marcas importantísimas como Mercedes-Benz y Ford.

En el medio de esta puja ideológica está en juego el trabajo de cientos de miles de personas, por lo que será importante ver cómo se llega a un acuerdo.

Opiná: ¿Creés que esta medida propuesta por Brasil abaratará los autos de producción local o va a arruinar una de las industrias que más trabajo dá en la región?

Ezequiel Las Heras recomienda

Contanos que opinas