mar. 19 de octubre de 2021

logo autocosmos Vendé tu auto
Novedades

¿Qué hay que hacer con el Nissan GT-R?

El potente deportivo japonés se lanzó hace 14 años, y a pesar de sus renovaciones parece haber quedado desactualizado.

¿Qué hay que hacer con el Nissan GT-R?

Si bien el Nissan GT-R sigue gozando de una gran aceptación en la industria, no es ningún secreto que con el correr de los años el reconocido deportivo japonés va perdiendo terreno, incluso en algunos aspectos más que en otros, por el simple avance de las marcas.

Nissan GT-R: ¿Qué pasa ahora?

Antes que nada, tenemos que aclarar que Nissan no tiene ningún plan oficial de sustituir o sacar de circulación al GT-R, por lo que podemos estar tranquilos. De hecho, la marca nipona se esmeró en mantenerlo al día como vimos con el Nissan GT-R Nismo 2021, modelo que logró superar a su antecesor en detalles muy específicos, como la rapidez con que realiza los cambios de marcha, o lo bien plantado que va sobre la ruta gracias a los nuevos trabajos en la suspensión.

Nissan GT-R: ¿Cuál es el problema actual?

Hablamos del Nissan GT-R porque según algunos afortunados que tuvieron la suerte de probarlo, incluyendo a los muchachos de Top Gear, el sentir general es que "Godzilla" está desactualizado, falto de esa chispa de modernidad y sofisticación que tienen muchos de sus rivales, como por ejemplo el Audi R8 o el Jaguar F- Type Por supuesto que de modelos como el Porsche 911 Turbo o el Mercedes-Benz AMG GTS mejor ni hablemos.

Si analizamos en frío al querido deportivo japonés, es cierto que su desempeño sigue siendo tan bestial como adictivo, aún con ese dejo de nostalgia mecánica que, claramente, sus creadores se esmeran en conservar. Solo basta repasar algunos aspectos técnicos y de su equipamiento:

  • Motor V6 de 3.8 L con doble turbo.
    • Turbos GT3 Racer.
    • Genera 600 CV y 652 Nm de torque.
    • Acelera de 0 a 100 km/h en 3 segundos.
  • Transmisión automática de doble embrague.
  • Frenos carbono-cerámicos.
  • Suspensión mejorada para conducción y aerodinámica.
  • Instrumental analógico y sistema multimedia.
  • Revestimiento interior de piel y Alcántara.

Quizás la culpa no sea del propio Nissan GT-R, sino del ritmo acelerado que genera el diseño, la sofisticación o los propios desarrollos tecnológicos de la industria automotriz en mecánica, electrónica, etc. O quizás también sea nuestra por ser tan nostálgicos y preferir con el corazón un auto que aún huela a nafta, que te “hable” con el silbido de los turbos o el feeling de la dirección; un auto que se encuentre en el límite ideal de la evolución mecánico-tecnológica, tal como lo es el querido Godzilla de Nissan.

Uno de los últimos rumores que involucraron al GT-R hablan de una posible renovación en 2023, que incluiría tecnología híbrida y la reposición del motor en la zona central. ¿Crees que sería una buena idea seguir actualizando el GT-R? ¿O mejor que se lance una nueva generación? ¿O preferís que sea reemplazado por otro modelo? ¡Contanos!

Jonathan Miranda recomienda

Contanos que opinas