sáb. 24 de julio de 2021

logo autocosmos Vendé tu auto
Novedades

¿Se viene un Jeep con alma de Citroën?

La marca estadounidense aprovecharía la formación de Stellantis para producir su próximo mini-SUV.

¿Se viene un Jeep con alma de Citroën?

En las primeras semanas de 2021 se concretó la alianza entre el Grupo PSA y FCA e hizo su aparición Stellantis. Entre todo el abanico de posibilidades que se abrió con este flamante acuerdo, por esos días te contamos que PSA podría brindar su plataforma modular CMP no solo a FIAT, sino también a otras marcas de Fiat Chrysler Automobiles.

Por otro lado, a mitad del año pasado nos enteramos que Jeep estaba desarrollando un mini-SUV que se ubicaría por debajo del Renegade, que saldría al mercado recién en 2022 y que en principio está confirmado para el mercado asiático pero que también podría llegar a América Latina en general y a Argentina en particular.  

Resulta que desde el medio Autocar India llega la información de que la futura “camionetita” de Jeep podría contar con la plataforma CMP de la mano de Citroën, marca con la que también desarrollaría otros componentes. Pero no nos desviemos de lo primero: para utilizar dicha arquitectura, la firma francesa trabajó con el fin de adaptarla al nuevo segmento de los “baby SUV”, ya que también planea lanzar un vehículo de ese tamaño en un futuro no muy lejano.

Parece todo color de rosas, pero ojo que hay un detalle que para Jeep es crucial: la plataforma CMP no es compatible con los sistemas de tracción 4x4, algo que justamente distingue históricamente a la firma de las siete ranuras. ¿Y entonces? Veremos si desde EE.UU. dan el “ok” y están dispuestos a avanzar en su interés por disputarse un segmento al que las automotrices apuestan cada vez más, a costa de perder un distintivo que lo viene acompañando desde hace más de ocho décadas.

Jeep y Citroën: Plataforma y algo más

Además de la posibilidad de utilizar la base CMP, Jeep trabajaría con Citroën para motorizar al mini-SUV, más precisamente adoptando el impulsor naftero 1.2 L Turbo de la marca gala y para usarlo exclusivamente en India, donde se producen el 90% de las partes del impulsor. Claro, la idea es evitar los altos impuestos que reciben los impulsores provenientes del exterior. En otras regiones, como Latinoamérica o Europa, el modelo podría contar con el nuevo motor 1.0 Firefly Turbo.

Ahora te preguntamos a vos: ¿Creés que Jeep dejará de lado la tracción 4x4 para buscar liderar el segmento de los “baby SUV” en India? ¡Dejanos tu opinión en los comentarios!

Juan Manuel Cardozo recomienda

Contanos que opinas