Novedades

Audi lanza las versiones nafteras del SQ7 y SQ8

Ambos SUV ofrecen más de 500 caballos de potencia y una conducción dinámica.

Audi lanza las versiones nafteras del SQ7 y SQ8

A pesar de que ya lanzó las versiones SQ7 y SQ8 TDI, ambas equipados con un poderoso V8 biturbo diésel de 435 CV, Audi decidió ir más allá y colocar el modelo en mercados nafteros como el estadounidense, lo que dio como resultado los nuevos SQ7 y SQ8 TSFI.

A primera vista, vemos que los nuevos SUV se distinguen por emplear llantas de 20 (en el caso del SQ7) y 21 pulgadas (SQ8), así como por los frenos delanteros con discos de 400 mm de diámetro y pinzas con el logo S

Debajo de la carrocería hay varios detalles por descubrir. Veamos.

Audi SQ7 y SQ8 TSFI: ¿Qué los impulsa?

Audi SQ7

Si bien no son unos RS auténticos, los nuevos SUV ofrecen un desempeño superior gracias a que disponen de un motor de ocho cilindros y un chasis que cuenta con numerosos componentes de alta tecnología. Específicamente, presentan un V8 biturbo TFSI de 4.0 litros, que eroga una potencia de 507 CV y un torque de 770 Nm que son llevados a las cuatro ruedas por medio una transmisión automática Tiptronic de ocho relaciones y por el sistema de tracción integral permanente Quattro.

El paquete motriz permite que ambos vehículos se destaquen en cuanto a aceleración, ya que van de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos, recuperan de 80 a 120 km/h en tan solo 3,8 segundos, y alcanzan una velocidad máxima limitada de 250 km/h.

Más de la mecánica de los Audi SQ7 y SQ8 TFSI

Audi SQ8

Ambos SUV incluyen suspensión adaptativa, control de amortiguación y dirección en ambos ejes. Como en la mayoría de los casos, esta última solución permite a las ruedas traseras girar hasta 5 grados en dirección contraria a las delanteras cuando se circula a baja velocidad, lo que mejora la agilidad en espacios cerrados y reduce el diámetro de giro. A velocidades superiores a 60 km/h, las traseras giran en la misma dirección que las delanteras, optimizando así la estabilidad.

Se puede elegir de forma opcional el paquete de suspensión Advanced, que incluye el sistema electromecánico de estabilización activa del balanceo -acciona las barras estabilizadoras a través de motores eléctricos para reducir el balanceo de la carrocería- y un diferencial trasero deportivo, que reparte el par entre las ruedas del eje posterior según sea necesario para lograr un comportamiento dinámico aún más ágil y preciso.

Los nuevos vehículos de la marca de los anillos también cuentan con la plataforma electrónica de chasis (ECP), el centro de control que interconecta todos los sistemas relacionados con el comportamiento dinámico. Para la conducción, se puede elegir entre siete modos a través del sistema Audi Drive Select: confort, auto, dynamic, efficiency, allroad, offroad e individual. Además, ambos ofrecen nuevas funciones para los sistemas multimedia, conectividad y asistentes a la conducción, que hacen que el manejo y las maniobras de estacionamiento se realicen de forma más sencilla y cómoda.

Audi SQ8

Audi iniciará las ventas de los SQ7 y SQ8 en Europa a partir de septiembre de 2020. Es decir, en solo un mes. 

Luis Hernández recomienda

Contanos que opinas