Autos ecológicos

BMW buscará duplicar la autonomía de sus autos eléctricos

Para cumplir su propósito la marca alemana utilizará como base la tecnología del actual i3.

BMW buscará duplicar la autonomía de sus autos eléctricos

Quizás uno de los tantos motivos por el que los usuarios se resistían a adquirir vehículos eléctricos era debido al limitado rango de autonomía que solían ofrecer. Otra causa era la reducida red de cargadores disponibles, lo que hacía pensar que los viajes largos eran casi imposibles. Afortunadamente todo esto va quedando en el pasado gracias al constante desarrollo de nuevas tecnologías, por las cuales los fabricantes que se aventuraron en el segmento eléctrico ahora pueden disponer de vehículos mucho más eficientes.

Una de las marcas que apostó fuerte por la electrificación fue BMW, que desde sus primeros pasos con el i3 intentó atender a las necesidades de ese mercado, tal como lo hizo últimamente con la fabricación de llantas especiales o de un nuevo tren motriz con pilas de hidrógeno. No por nada es la tercera firma que más vehículos eléctricos comercializa en el mundo.

El BMW i3.

De cara al futuro cercano, la marca confirmó varios modelos para completar la gama “i” como el iX3 y el i4, entre otros, pero también pretende que para el 2030 todos sus autos dispongan de mayor autonomía.

Esta decisión llevó a la firma alemana a construir un centro de desarrollo bajo el nombre de "Centro de Competencia de Alta Tecnología de Múnich", en donde se trabajará con el objetivo de duplicar la densidad de energía de las celdas de las baterías para que todos los vehículos puedan ofrecer el doble de autonomía, manteniendo los estándares de desempeño y calidad propia de los germanos.

“Este nuevo proyecto coloca a BMW en una posición envidiable, ya que al tomar como base la tecnología actual del i3 en 2030 podremos duplicar la densidad de energía de las celdas y también la autonomía de sus vehículos”, dijo Oliver Zipse, presidente del Consejo de Administración de la marca.

Dentro del centro tecnológico se analizarán las virtudes de las baterías del actual i3, tomando en cuenta aspectos como la composición y el diseño para mejorar sus capacidades y trasladarlas a futuros modelos eléctricos.

El BMW i3.

La tecnología de celdas de la batería es un factor clave en el éxito de la estrategia del grupo en vehículos eléctricos, ya que influye tanto en el rendimiento operativo como en los costos de las baterías. Nuestra inigualable experiencia en toda la cadena de valor asegura que siempre estemos a la vanguardia de la tecnología, agregó Zipse.

Astrid Zapata recomienda