Gadgets

Videojuegos para manejar en casa: F1 2019

Hacé la cuarentena a 340 Km/h mientras lo pasás a Hamilton.

Videojuegos para manejar en casa: F1 2019

Dentro del gigantesco mundo del automovilismo existen un sinnúmero de categorías, con cientos de miles de personas involucradas en darle vida a un deporte que exige tanto al humano como a la tecnología. De todas esas variantes, hay una categoría que reina, que es La Máxima expresión del desarrollo de este deporte. Claro que te estoy hablando de la Fórmula 1, el espectáculo deportivo por excelencia entre la gente fanática del automovilismo.

En tiempos de cuarentena y de cuidarnos por este COVID-19, hemos visto como muchas disciplinas se han suspendido, y justamente este circo itinerante global es uno de los afectados. La temporada 2020 nunca llegó a comenzar, y todavía se duda si tendremos carreras este año. ¿Qué hacer ante tal imprevisto? Lo mejor que le sale al humano, adaptarse. Los pilotos ya están corriendo GP de forma virtual y lo hacen con un simulador que está al alcance de todo el mundo y te voy a hablar hoy, el F1 2019.

El juego

via GIPHY

El F1 2019 es el juego oficial de la categoría. Su desarrollador, Codemasters, viene siendo el encargado desde hace varios años de realizar este juego y cada vez se supera más. En esta entrega, como su nombre lo indica nos subimos a los monoplazas de la temporada 2019, (a los del 2020 todavía no los vimos correr por el coronavirus) pero además contamos con la particularidad que ahora podemos también hacerlo en los autos de la Fórmula 2, tanto en la temporada 2019 como 2018. Esto me lleva a contarte sobre algo muy importante, la historia.

La acción dentro y fuera del auto

El modo historia del F1 2019 nos propone ponernos en la piel de un joven piloto (o pilota, muy bien en dejarnos elegir género y personalizar nuestro personaje) que comienza corriendo en la Fórmula 2. Podemos elegir un equipo de nuestra predilección y correr momentos importantes en la disputa por el campeonato. Las decisiones que tomemos dentro y fuera de la pista determinarán nuestro destino, ya que por ejemplo, en un momento tenemos que tomar la decisión de acatar la orden de equipo para dejar pasar a nuestro compañero con mejores posibilidades para los puntos o que nos gane el orgullo y hacer nuestra carrera. No sólo eso, sino que cuando nos bajamos del auto tenemos una sección de entrevistas que nos acompañará durante toda nuestra historia, donde lo que le digamos a la prensa determinará nuestra reputación dentro del equipo, la moral de cada grupo de ingenieros y nuestra personalidad como piloto.

Realmente las primeras horas de juego son apasionantes, tu buen desempeño en la Fórmula 2 te permite abrirte paso hasta la F1 donde vas a tener que elegir un equipo. Podés elegir cualquiera, pero la tentación de meterse directo en Ferrari se puede ver opacada cuando la escudería te exija ganar todas las carreras y tu reputación se vaya al piso. Cómo te consideren las demás escuderías es importante, ya que en esta entrega de la saga pueden haber traspasos de pilotos. Hay que hacerse de abajo, y este simulador respeta hasta ese refrán.

Durante tu carrera, tu principal rival será tu compañero de equipo, al que deberás ir ganándole pequeñas batallas como clasificar mejor que él, terminar mejor posicionado en la carrera, y hasta ganarle en duelos de exhibición. Lo único que se extrañan son las cinemáticas que teníamos al principio, pero ahora lo importante es otra cosa.

Dependiendo de tu rendimiento, vas a ganar puntos de desarrollo que podés asignar a los distintos departamentos de ingeniería para que desarrollen tu coche. Es buena idea empezar con las mejoras de durabilidad para luego pasar a ser competitivos durante la temporada, pero realmente es un arte de afinación muy sensible. Esto atrapa.

Si te gusta la ingeniería y sos una persona nerd de la mecánica, te vas a despachar con las configuraciones que podés aplicarle al vehículo. No sólo en carrera, donde vas a tener que gestionar la mezcla de combustible, reparto de frenada, entrega del sistema eléctrico, (y un gran etcétera) sino también en la puesta a punto para cada carrera. Tranquilo, si no es lo tuyo podés cargar una configuración predeterminada o pedir que el sistema gestione todo automáticamente, pero qué lindo es meter mano.

A correr

En la pista, los gráficos, sonidos y las físicas son impresionantes. No por nada es el simulador elegido por los corredores reales. Tenés a tu disposición todos los circuitos de la temporada, todos los autos y para colmo, podés acceder también a una exquisita colección de vehículos emblemáticos de la categoría, desde los Lotus que marcaron los 70 hasta el Red Bull con el que Vettel se llevó sus campeonatos, pasando por el McLaren de Senna, los Brawn que ganaron el campeonato en su debut y muchos autos más.

Cada pista tiene sus trucos, en los entrenamientos para los GP tenés la posibilidad de ejecutar un programa de reconocimiento que te permite conocer los puntos de frenada y trazadas ideales. Cada circuito está reproducido al detalle, y dominar una pista puede llevarte mucho tiempo y dedicación. Como en todo simulador, te recomiendo fuertemente que uses un volante, pero el F1 2019 está muy bien pensado también para ser usado con un gamepad.

Activar el DRS a tiempo, cuidar la posición, no desgastar la caja de cambios frenando de más a puro rebaje y mantener la temperatura de tus neumáticos sin bloquearlos es sólo una parte de lo que te espera en la carrera. Una de las opciones que te permite este simulador es la de retroceder brevemente el tiempo atrás ante un imprevisto, y te juro que al principio te vas a encontrar con más viajes en el tiempo que Marty McFly.

Otro de los aspectos sobresalientes de esta entrega es el desarrollo de la Inteligencia Artificial de tus contrincantes, podés regularla muy gradualmente, pero si la llevás a niveles máximos vas a estar enfrentándote a tiempos de pilotos profesionales y maniobras que no te perdonan ni un centímetro extra. Si ganás un campeonato con la dificultad en 110 y sin asistencias, ponelo en tu CV y presentate en algún equipo, sos un piloto real.

Todo esto que te conté cuenta para el modo individual, pero F1 2019 tiene todo un apartado exclusivo para los eSports, donde podés ver las competencias que se están llevando a cabo alrededor del mundo, sumarte a eventos especiales y un largo etcétera. Las carreras online contra personas reales son un desafío increíble, aunque a veces, además de los otros corredores tenemos que enfrentarnos también a los problemas de ping, lag y todas esas cosas bellas que pueden hacer que de la nada te aparezca otro auto enfrente. Es un poco caótico, hay más choques que lo normal, pero si corrés bien se disfruta mucho.
 

Para terminar, vamos a hacer algunas conclusiones:

Hay muchas cosas buenas, el apartado gráfico, de sonido, el detalle al extremo de cada pista, clima dinámico y el modelo físico de este juego lo convierten en uno de los simuladores más fieles a la realidad que existe, y sin dudas el mejor juego de la F1 actual. A esto le tenés que sumar un modo historia que funciona muy bien como hilo conductor de tus carreras (algo que a muchos simuladores les cuesta) y además con la posibilidad de manejar tanto vehículos actuales de dos categorías distintas como así también muchos históricos. Hace poco se lanzó una expansión que revive los duelos entre Senna y Prost que no tiene desperdicio.

Entre lo negativo puedo remarcar que si sos una persona que recién empieza con esto de los simuladores y sólo contás con tu teclado, es probable que te pierdas buena parte de las sensaciones que puede transmitirte este juego. Si estás haciendo tus primeras armas en las carreras te recomiendo que bajes la dificultad porque la cosa se pone brava, y si no sabés nada de mecánica podés abrumarte un poco con todas las configuraciones que hay (pero bueno, nadie nace sabiendo, buena oportunidad para aprender). Por otro lado, este juego al ser reciente y bien completo exige una buena máquina para jugarlo (ver requisitos mas abajo) aunque también está disponible para consolas. Por último podría mencionar el modo multijugador un tanto caótico, pero es más responsabilidad de la gente que corre mal y de la mala conexión a internet que estamos teniendo en estos días de tanta demanda a una cuestión propiamente del juego.

En resumen, si te gusta la Fórmula 1 y querés darte la chance de sentir lo que siente un piloto real, tenés que probar este juego.

Requisitos mínimos del F1 2019:

SO: 64 bit  Win 7, Win 8, Win 10

Procesador: Intel i3 2130 / AMD FX4300

Memoria: 8 GB de RAM

Gráficos: Nvidia GTX640 / HD7750

DirectX: Versión 11

Red: Conexión de banda ancha a Internet

Almacenamiento: 80 GB de espacio disponible

Test de cuarentena: F1 2019

Ezequiel Las Heras recomienda

Contanos que opinas