Automovilismo

Top10: Las mejores historias de Peugeot en el Rally Dakar

Luego de 30 años, la marca francesa se despide del Dakar y recopilamos los mejores datos y anécdotas.

Top10: Las mejores historias de Peugeot en el Rally Dakar

De Peugeot se pueden decir muchas cosas, pero nadie puede negar la fuerza que tiene departamento deportivo, Peugeot Sport. En ese lugar se han concebido algunos de los deportivos más afamados, los autos de competencia más soberbios y claro, las bestias que han gobernado con mano de hierro el Dakar y el WRC.

Con respecto al mítico rally que nació en África y luego se vino para nuestro país, la firma gala ha decidido que se ha cumplido un ciclo. Y en esos 30 años han sucedido muchas cosas, muchos hitos y anécdotas, como las que te contamos en este siguiente listado.

Un debut con ocho leones

Ocho vehículos Peugeot participaron en la primera edición del Dakar en 1979. Fueron seis 504 y dos 404, autos legendarios por su fiabilidad y que triunfaron comercialmente en Europa y en África. El mejor clasificado de todos ellos fue el piloteado por Pierre Chamagne, que acompañado por Raymond Thérage acabaron la prueba en la 70ª posición de la general.

De los Rallyes a la conquista de África

La edición del Dakar de 1987 fue la primera en la que Peugeot participó de forma oficial. Tras la prohibición de los Grupo B en el Mundial de Rallys, se trabajó en la adaptación del Peugeot 205 Turbo 16. Allí comenzó la leyenda en el Dakar, una de las etapas más gloriosas de la historia de Peugeot Sport.

La leyenda finlandesa

Fue el legandario Ari Vatanen quien logró el primero de cuatro triunfos consecutivos de Peugeot en el Rally Dakar entre 1987 y 1990. A pesar de ser uno de los favoritos, el finlandés no la tuvo nada fácil, ya que se vio obligado a remontar desde el puesto 274 de la clasificación general luego de un accidente en la etapa preliminar.

El Dakar, la mejor medicina

Jean Todt, jefe del equipo Peugeot en el Dakar, quería contar con la mejor alineación de pilotos posible para triunfar y en ella debía estar Ari Vatanen. El finlandés, que había sido miembro del equipo Peugeot de rallyes en 1984 y 1985, llevaba sin competir desde agosto de ese año, fecha en la que sufrió un fuertísimo accidente en el Rally de nuestro país, que lo dejó fuera de competición debido a la rotura de varios huesos. A pesar de todo, dijo presente en el Dakar para inaugurar la ola de triunfos de Peugeot.

Un robo inesperado

Durante la edición de 1988, tras llegar a Bamako al final de una etapa de la prueba, desapareció el Peugeot 405 Turbo 16 que era piloteado por Vatanen. A pesar de que fue recuperado horas después, ya era demasiado tarde para tomar la salida de la etapa y la organización decidió descalificar a Vatanen por no cumplir con los horarios establecidos. Esto no impidió que Peugeot lograra su segundo triunfo consecutivo, pues Juha Kankkunen heredó la primera posición y llevó al equipo Peugeot hasta la línea de meta en primer lugar.

Cara o ceca

Vatanen, junto al histórico Jacky Ickx arrasaron en el Dakar de 1989. Entre los dos pilotos, a bordo de dos 405 Turbo 16, ganaron diez de las 18 etapas del recorrido. Para evitar que la rivalidad terminara en un accidente que pusiera en peligro la victoria de Peugeot y la integridad física de los pilotos, el orden de llegada a meta tras la duodécima etapa se decidió con el lanzamiento de una moneda de 10 francos que cayó del lado finés, para disgusto del belga.

La primer trifecta de la historia

La primera etapa de Peugeot en el Dakar finalizó en 1990 con un histórico triplete, el primero que una marca conseguía en la competición. Ari Vatanen/Bruno Berglund, Björn Waldegard/Jean Claude Fenouil y Alain Ambrosino/Alain Bamgartner conquistaron los el podio final, superando al resto de rivales. Desde entonces, sería Citroën, la marca del grupo PSA que seguiría por la senda del Dakar con el ZX, basandose en la arquitectura del exitoso 405, al menos hasta 1997.

La vuelta del León Invencible

Peugeot regresó con todo al Dakar en el año 2015, con el objetivo de acumular toda la experiencia posible para pelear por la victoria al año siguiente. Los abanderados fueron Stéphane Peterhansel, Cyril Despres y Carlos Sainz, a los que se les unió Sébastien Loeb la siguiente temporada. Entre todos suman 19 títulos en el Dakar (trece de Peterhansel, cinco de Despres y uno de Sainz) y once WRC (nueve de Loeb y dos de Sainz).

Vuelta y media al ecuador terrestre

Peugeot ha puesto a prueba en el Dakar, a lo largo del tiempo, la fiabilidad de sus autos y la habilidad de sus pilotos y mecánicos. Los autos oficiales de la marca han recorrido más de 64.000 km en todo tipo de terrenos en Sudamérica y África, sobreviviendo a dunas, ríos, rocas, zonas arenosas y a las condiciones climáticas más extremas. Esto es equivalente a darle más de una vuelta y media a la circuferencia ecuatorial del planeta.

Un verdadero éxito

Peugeot es la segunda marca más exitosa en la historia del Dakar, siendo Mitsubishi la más exitosa, capitalizando en el periodo que Peugeot no estaba participando de la competencia. Desde su llegada a la competición de forma oficial en 1987, los autos de la marca del león han conseguido 65 victorias de etapa, siendo el segundo fabricante con más triunfos en la historia en la categoría autos.

 

Jorge Beher recomienda

Contanos que opinas