Test drive

Peugeot 2008: Primer contacto en Argentina

Viajamos a Salta para vivir el Dakar y pudimos conocer cómo se comporta el nuevo crossover del León.

Peugeot 2008: Primer contacto en Argentina
Vivir la experiencia de presenciar el paso de los cientos de vehículos que transitan la aventura dakariana es algo casi obligatorio si te gustan los motores y estás cerca de alguna parte del extenso recorrido. Así lo entendieron las miles de personas que se acercaron a los distintos tramos, muchas veces acampando y soportando el caprichoso clima que acompañó desde el inicio a la carrera más exigente del mundo.
 
Gracias a Total y Peugeot, pudimos vivir el Dakar desde el mejor lugar posible: la butaca de un vehículo inédito en el mercado argentino, que es esperado por una buena parte del mercado de aventureros, el Peugeot 2008. Una decena de estos crossovers nos sirvieron para movilizarnos desde la bella ciudad de Salta hasta las cercanías de Cachi en la RN40, atravesando paisajes y tramos increíbles como “La cuesta del Obispo”, un camino de montaña donde el 2008 lució todas sus cualidades.
 
Lo primero a destacar del vehículo es su estética, sus lineas externas están correctamente logradas y dan la impresión de estar frente a un vehículo de mayores dimensiones, haciéndonos olvidar su familiaridad directa con el 208. Aunque por otro lado, este  parentesco se evidencia puertas adentro, ya que nos volvemos a encontrar con el I-Cockpit, (volante de diámetro pequeño y el tablero por encima) siendo una disposición que puede sentirse extraña en un principio pero que te garantizamos que te va a resultar muy cómoda. Los plásticos, (si bien siguen los lineamientos típicos del segmento compacto) muestran un correcto ensamble y terminación.
 
Comportamiento
 
El 2008 evidencia  su espíritu aventurero con su buen despeje, que sumado a su barra de torsión trasera hace que el comportamiento en terrenos accidentados sea satisfactorio, aunque obviamente no sea este el hábitat para el que está diseñado. En caminos empedrados o de ripio se pone en evidencia su configuración, con suspensión blanda pero amortiguación dura, lo que provoca que las imperfecciones del camino se sientan en el habitáculo. Si llevamos al 2008 al asfalto, nos va dar la falsa sensación de manejar un vehículo grande y pesado, ya que si bien cuenta con un andar muy confortable, al mismo tiempo responde muy bien en curvas, con una gran agilidad. 
 
En ruta su andar es muy placentero, con butacas cómodas que sujetan bien a los pasajeros y una rumorosidad del motor mínima. Peugeot confirmó que el 2008 llegará a la Argentina con el motor 1.6 THP de 163 CV y 240 Nm. asociado a una caja manual de seis velocidades. Esta combinación la pudimos disfrutar en el nuevo Peugeot 308 con resultados muy buenos (ver prueba). Vale aclarar que este impulsor será acompañado por otros dos, aunque la marca se reservó mayores detalles hasta el momento de su presentación para finales de Marzo.
 
Peugeot tendrá un año con muchas novedades y lanzamientos, pero sin dudas el 2008 es su plato fuerte para 2016. No sólo por el hecho de ingresar en un segmento en el que hasta ahora no tenían participación, sino porque también apuestan muy fuerte con este modelo para recuperar terreno en un mercado que tuvo demasiados vaivenes en los últimos tiempos.
 
 
 
 

Ezequiel Las Heras recomienda

Contanos que opinas