Novedades

Una Ferrari F40 alcanza el millón de euros en una subasta

Es increíble las altas cotizaciones que logran las Ferrari hoy en día.

Una Ferrari F40 alcanza el millón de euros en una subasta

Las creaciones firmadas por Ferrari que fueron construidas en el Siglo XX están alcanzando valores estratosféricos, siendo los vehículos del “Cavalino”  de los años sesenta los que se llevan las palmas como en las pasadsa subastas realizadas en el marco del afamado concurso de la elegancia de Pebble Beach en California, en donde la casa Bonhams subastó un 250 GTO en una fortuna,  o en las subastas celebradas recientemente de Scottsdale en Arizona o en la Isla de Amelia.

El auto que ahora nos ocupa no tiene una cotización (aún) tan exorbitante, pero ya rompió la barrera del millón de Euros en una subasta en Alemania, en el marco de la 43ª edición del “AVD Old Timer Grand Prix” celebrado en Nürburgring, en donde la Ferrari F40 con patente de Modena 963948 alcanzó el precio de 1.12 millones de Euros (más las comisiones que cobra la casa de subastas tanto al vendedor como al comprador).

La F40 de esta subasta es de los últimos años de la producción, era propiedad de una familia que lo tenía desde nueva, por lo cual solamente recorrió 7.881 kilómetros.

Para saber un poco más de la F40, éstas se construyeron de 1987 a 1992 y se fabricaron 1.315 autos. El modelo tiene el honroso privilegio de ser la última Ferrari creada por Ferrari, es decir es el último proyecto en el que el mismísimo Enzo Ferrari se involucró antes de morir en 1988.

Es el primero de los súper exóticos deportivos, cuya premisa fue el desempeño no el lujo. Los primeros modelos no ofrecían ninguna amenidad a bordo, es decir no había equipo de audio, ni aire acondicionado, en esa época lo que el comprador (que era elegido por Ferrari para poseer uno de los pocos autos disponibles al año) buscaba, era una descomunal potencia de 471 caballos de fuerza erogada de un motor V8 turbo de 2.9 litros.

En 1987, la F40 le arrebató la corona como el auto de producción en serie más veloz del mundo al Porsche 959, al registrar una velocidad máxima de 324 Km/h. Nunca antes había existido un auto legal para las calles que rompiera la barrera de los 300 Km/h.

Quizá hoy 471 CV nos suenen pocos, pero remontémonos a 1987 en donde ese poder era una verdadera obscenidad.

 

 

 

Alejandro Konstantonis recomienda

Contanos que opinas