Novedades

Subastan una Ferrari 250 GTO de 1963 en USD 38 millones

El exótico italiano sigue incrementando su valor y ha llegado a valores récord.

Subastan una Ferrari 250 GTO de 1963 en USD 38 millones

La Ferrari 250 GTO es uno de los vehículos más codiciados por los coleccionistas del mundo. Sobre la belleza de sus líneas no hay la menor duda, un auto construido en la época de oro de las Ferrari Sport, al grado que consiguió (de una forma algo dudosa) la homologación de FIA para competir, justamente las siglas GTO significan Gran Turismo Omologatta, en italiano.

¿Qué hace tan especial a la 250 GTO?

Lo primero es la situación de homologación, en donde se dice que Enzo Ferrari engañó a los revisores de la FIA, enseñándoles primero un lote de vehículos en una bodega y hábilmente, mientras el "Commendatore" invitó a comer a los funcionarios de la federación, los autos fueron cambiados de lugar, y al término de la mencionada comida el hábil Ferrari se trasladó a otra bodega, en donde previamente los autos habían sido movidos del primer recinto. Es decir, los revisores de la FIA vieron dos veces los mismos autos, pensando que eran otros.

Lo segundo es el origen del auto, el chasis utilizado por Giotto Bizarrini, (quien empezó el proyecto) fue el de un 250 GT SWB (Short Wheel Base) y se le agregó un motor de 3.0 L proveniente de un Testarossa. A mitad del proyecto, Gioto Bizarrini se disgusta con Enzo Ferrari y deja el trabajo, el cual es retomado por Mauro Forgheri. El diseño es obra de Sergio Scaglietti y originalmente el precio de venta era de USD 18 mil, fabricándose únicamente 36 unidades de 1962 a 1964.

El 250 GTO, chasis 3851 GT recientemente subastado en USD 38.100.000 no ha sido el más alto, ya que en 2013 se vendió uno en USD 52.000.000, salvo que en esa ocasión la operación fue entre particulares, entonces no hay un registro fidedigno del monto.

El club de los millones

Las Ferrari 250 GTO ya lograron superar la barrera del millón de dólares en 1986, mientras que en 1988 se subastó una en USD 4.200.000, en 1989 una 250 GTO adquirida por un japonés llegó a los 10 millones, y en 1990 otra se subastó en 13 millones. Pero la escalada inflacionaria del modelo no se detuvo allí, ya que en el Siglo XXl, en 2010 otra de los 36 250 GTO alcanzó los 26 millones, en el 2012 se vendió otra por 35 millones, en 2013 se produce la mencionada venta entre particulares por 52 millones y por último tenemos a la subasta de Bonhamns en el marco del Concurso de la Elegancia de Peeble Beach 2014 en California, EE.UU.

El nuevo propietario es un italiano llamado Fabrizio Violati, que vive en Roma, y que ahora es miembro del selecto grupo poseedor de un Ferrari 250 GTO, haciéndole compañía a personajes de la talla de Ralph Lauren, Sam Walton, Carlos Hank Rhon, y Nick Mason (de Pink Floyd) por mencionar algunos.

 

Alejandro Konstantonis recomienda

Contanos que opinas