Test drive

FIAT Uno Sporting a Prueba

Tiene como target un público juvenil y amante de los fierros performantes.

FIAT Uno Sporting a Prueba

 

Presentación

La novedosa serie del FIAT Uno, modelo que apareció a fines de la década de los ’80 y que aún después de 23 años se conserva como modelo de entrada de la casa italiana, es más que una evolución de aquél perfilado auto que marcó una época. Este producto Mercosur que nos llega de Brasil sólo conserva el emblemático nombre, todo lo demás cambió, ya sea en aspecto, como casi todos los restantes ítems.

Ya vistos los submodelos Attractive y Way, este último con elementos ornamentales y un mayor despeje que engrosa el grupo de vehículos con reminiscencias de off road, la serie se complementa con un tercero, que con aditamentos de tinte deportivo, tiene como target un público juvenil y amante de los fierros performantes.

Sin embargo, como se verá, las prestaciones en los tres modelos son muy parecidas, ya que el trío emplea el mismo motor de 1.4 y ocho válvulas para 85 CV y la misma caja manual de 5 velocidades con idénticas relaciones.

 

Diseño

La estética ha variado notablemente en la nueva línea. Al afilado perfil de su predecesor el nuevo Uno contrapone el paralelepípedo de un cockpit cuyos extremos suavizan el conjunto. La trompa presenta en su parte superior la asimetría de tres bloquecitos que reproducen el isotipo del modelo y los grupos ópticos de formas curvas, alejados de las agudeces tan en boga.

Si hasta aquí no se anotan diferencias entre este Sporting y el Attractive, la vista de costado revela el cambio. En la moldura cóncava que abarca ambos bajos de las puertas, la bagueta de goma ha sido reemplazada por la identificación del modelo resaltada por un dibujo que lleva a pensar en la bandera a cuadros. En la cola encontramos otros dos rasgos distintivos del Sporting: el pequeño bequet sobre la luneta y el extremo del caño de escape con dos salidas cromadas.

 

Cabina

En el interior, de cómodo acceso, las diferencias son mínimas pero rápidamente advertibles: la plancha tiene un revestimiento diferente –siempre en plásticos “duros”- el aro que rodea al velocímetro es rojo y no cromado, y se repite en otros elementos así como en las costuras del tapizado, con la palabra Sporting bordada.

La posición de manejo es alta; la butaca izquierda tiene un largo recorrido longitudinal, con una pedalera profunda que permite una adecuada postura al conductor, pese a que no hay regulación telescópica de la barra de dirección (sí en altura). La comodidad del acompañante no será tan holgada, ya que la corredera de su asiento es mucho más corta. Si se trata de una persona alta, sus rodillas chocarán contra la tapa de la guantera, que es bastante amplia.

La dotación de portaobjetos es relativamente buena en el sector delantero, con sendos receptáculos en las puertas y dos oquedades en la parte delantera de la consola, de los cuales la que está bajo los controles de la aireación suele no retener lo que allí se deposita. En el techo hay un porta anteojos a la izquierda del que maneja y en el centro una cajita de regulares dimensiones más un espejo adicional (escamoteable) de gran ángulo ideal para que los padres vigilen el comportamiento de los niños, que a nosotros además, nos sirvió en ocasiones para complementar la visión del resto de los espejos.

Los retrovisores exteriores son de accionamiento interno manual; por lo menos el derecho debería ser eléctrico. Las llantas son de chapa, iguales las cinco de 185/60 15”, más “patonas” y altas que en los Attaractive y Way de llanta 14”.

 

Mecánica y Prestaciones

El motor es el nuevo Evo de dos válvulas por cilindro y con valores elevados para la potencia máxima y el mejor par (de 12,3 Kgm) lo que obliga para extraerle el mejor rendimiento a llevarlo siempre alegremente. Es vueltero, ya que a 120 Km/h (el error del velocímetro es de aproximadamente un 7%, es decir donde se lee 130 se va a 121 Km/h…) el impulsor gira ya a 4.000 rpm.

Las prestaciones con valores lógicos no difieren de las de sus dos hermanitos de línea: la velocidad máxima la encontramos en los 161,5 Km/h y la mejor prueba de aceleración fue en 12,3 segundos para llegar de cero a cien.

Con su promedio de algo menos de 13 kilómetros por cada litro de nafta, no es especialmente económico, pero ese es un consumo lógico de un motor de ocho válvulas. Eso sí, la insonorización se manifiesta muy negativa ya antes de llegar a las velocidad topes legales.

Los frenos (sin ABS, que figura como opcional) lo detienen en 51 metros marchando a 100 Km/h. La dirección asistida muestra poca tendencia a endurecerse a alta velocidad. Las suspensiones otorgan un gran confort de marcha, acorde con las prestaciones.

 

Equipamiento

El equipamiento es muy básico: aire, apertura interna de baúl y tanque, respaldo trasero rebatible para aumentar la capacidad del baúl que es de 280 litros, y audio con CD, MP3 y USB.

En seguridad hay cinco cinturones inerciales, alarma volumétrica e inmovilizador de motor. Airbags frontales, butaca del conductor regulable en altura, levanta vidrios delanteros eléctricos, cierre centralizado, rompe nieblas y llantas de aleación, son algunos de los opcionales. Para conocer las fichas técnica y de equipamiento completas haga click en el link que figura abajo.

Roberto Nemec recomienda

Contanos que opinas